lunes, 1 de julio de 2013

Lana del Rey

Lana Del Rey...o su figura de cera
Elizabeth Grant conocida como Lana Del Rey es una cantante estadounidense, producto que mucho marketing puede convertir a cualquiera en una estrella.
 Esta cantante es un fraude, empezando por su nombre falso, el cual es una combinación del nombre de la actriz Lana Turner y del auto Ford Del Rey. Ella se autodenomina como la "Nancy Sinatra gánster". A lo mejor es una de las Nancys Rubias menos conocidas.

Su disco Born to die dio mucho qué hablar. Hay quien dice que no defrauda y quien la compara (para mal) con Adele. Después de su nefasta actuación en directo en Saturday Night Live muchos críticos afilaban sus cuchillos y sacó su primer disco y puede que uno de los últimos; Born to die.

Lo cierto es que el disco es malo y las canciones parecen que duran siete u ocho años. Escuchar este disco produce el mismo efecto que su actuación en el Saturday Night Live, en la que parecía una niña cantando las canciones favoritas de su abuela. La mayoría de la canciones son espantosamente malas y los ritmos electrónicos parecen muy baratos, pero muy caros a la vez. Una de las frases de Blue jeans (Te amaré hasta el final de los días. Esperaría un millón de años), resume el contenido lírico del álbum.

El verdadero mérito de esta cantante es la de haber conseguido dividir el mundo de la música en dos. Por un lado, está los modernitos de mierda que van de cool indies anticomerciales y que la ponen a parir porque no es tan auténtica como se vendía y tiene mucho de marketing. Los otros hablan de ella como Lana del Fake porque la pobre ha tenido éxito y es conocida. En ambos casos parece que han descubierto la rueda y no saben que la música es puro marketing.

Enlaces externos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.