jueves, 18 de julio de 2013

Lucía Lapiedra

El Che se equivocaba. Se puede vivir de rodillas
Miriam Sánchez Cámara conocida como Lucía Lapiedra, nombre que utilizó dada a los hombres que se pasó por La Piedra en su carrera como actriz porno, aunque no es que fuera muy prolífica, la verdad.

Conoció al director de cine porno español, Ramiro Lapiedra, ex novio de la actriz porno Celia Blanco y la pervirtió. Javier Sardá que coleccionaba ello, la trajo a su programa Crónicas Marcianas y saltó a la fama.

Acompañaba a Xavier Deltell, por la calle donde se desnudaba y filmaba las caras de gilipollas que se le quedaba a la gente. Comenzó a trabajar como colaboradora en el programa de televisión TNT de Telecinco, y pocas semanas después se lió con el boxeador José Manuel Estrada y se retiró del porno, aunque queda averiguar si de verdad alguna vez estuvo en él.

Cambió su nombre artístico por el de Miriam Sánchez y comenzó a frecuentar programas del corazón de Telecinco. En 2008 decidió participar en Supervivientes para darse a conocer. Durante el concurso, Pipi Estrada le pidió que le pagara la coca matrimonio en directo durante una transmisión. Fue la ganadora. Comenzó a trabajar como asesora del amor en el programa Mujeres y hombres y viceversa junto a Pipi. Luego empezó a colaborar en El Programa de Ana Rosa y en De buena ley. También colaboró en Enemigos íntimos, así como en el debate de las nuevas ediciones de Supervivientes.

Cuando se le acababa el contrato, usó su puesto de consejera del amor de Mujeres y Hombres y Viceversa para hacer pública su ruptura con Pipi Estrada. Lo cierto es que ya habían roto hace tiempo y quería con ese circo asegurarse una renovación a golpe de escándalos. Ambos recorrieron platos de telebasura en Telecinco poniéndose a parir. Pero todo salió a la luz cuando Rafa Mora aseguró que Pipi daba teléfonos de chicas del programa a futbolistas y que Miriam le cubría, razón por la que la echaron a ella y a Pipi Estrada. Ella ya intentó ir por su cuenta en Enemigos íntimos pero le salió mal la jugada puesto que el programa desapareció.

Se quedó sin trabajo en Mujeres y hombres y viceversa y acudió Sálvame para quemar sus últimos cartuchos. El resultado, una humillación y lo que es peor, humillada por María Patiño y su vena. El futuro en la tele lo tiene bastante negro, pero siempre le queda volver al porno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.