jueves, 18 de julio de 2013

Sharay Abellán

El que ha escrito este artículo
no sabe quién es mi padre
Sharay Abellán, más conocida como "avellanita", es una cantante niña mimada con una bonita voz, pero una pésima educación y una soberbia desmesurada como quien respira pensando que todo aquel que se cruce por su camino tiene que rendirse a su paso. La pobre quería ser famosa por su música pero se quedó en famosa sin más.

Se presentó al concurso La voz hasta que David Bisbal la expulsó en favor de Brequette. Sharay decepcionada y cabreada al quedarse a las puertas de las galas en directo la hizo la Técnica de La cobra y pasó de largo ante un Luis Fonsi que se acercaba a ella para darle ánimo en su despedida. Pensaba que por ser la hija de José Antonio Abellán tenía que ganar sí o sí.

Para más inri su madre se dedicó a cargar tintas en Twitter contra Bisbal, contra Rosario Flores, y contra todo lo que se moviera.

Fue Kiko Hernández quien desveló todo y aunque ella le avisó quién era su padre (José Antonio Abellán) destapó sus aires de grandeza. Hoy en día está con unas tijeras de podar para cortarle los ricitos a Bisbal y los cojoncitos a Kiko. Esperemos que lo logre algún día. Cuando salió a la luz todo esto, pasó de una de las favoritas de La Voz a la más odiada. Eso sí, el Bisbi que se olvide de escuchar sus canciones en La COPE durante un tiempo.

Pero lo más inquietante fue la publicación de unas fotos tomadas en 2009 en las que podemos ver a Sharay junto al portero del Real Madrid, Iker Casillas, en actitud muy cariñosa.
Desde entonces se convirtió en presa de paparazzis. Cuando reapareció en un plató de Telecinco, para defenderse de las acusaciones, un periodista con el fin de obtener declaraciones la persiguió en coche. Ella no quería hacer declaraciones, pero al periodista con los ojos inyectados en sangre eso le daba igual.

Al volver a su casa, le esperaba su madre en la puerta. Fue entonces cuando ésta, comenzó a tomar fotografías del reportero y luego la colgó en Instangram con tono sepia. Llamaron a la poli y se hicieron la picha un lío y vinieron cinco patrullas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.