domingo, 23 de junio de 2013

Facu Díaz

¡Mirad, me estoy riendo todo el rato...! jijijí
Facu Díaz es un Attention Whore de manual venido a más y divo de Twitter bastante cansino con sus coñas. Nació en 1993 y fue criado por una família de homófobos, anti-semitas y aficionados radicales del Rayo Vallecano.

Después de salir en libertad condicional, por una serie de crímenes de narcotráfico pasó la mayoría de su tiempo a jugar al Call of Duty y Minecraft. Luego se abrió una cuenta en Twitter.

La tenía abandonada hasta que se puso de moda lo del 15M. Vio su momento de fama cuando el gestor de la cosa pública, Pablo Álvarez Meana decidió denunciarle por subir un vídeo a Youtube parodiándole.

Provocó tal Efecto Streisand que la noticia llegó a Menéame. Llegó a tener tanta fama que desde ese momento decidió hacerse troll, pero molestando a los de derechas, sobretodo para no molestar a sus seguidores, la mayoría muy progres.

Para seguir en el candelero trató de ligarse a Leticia Sabater cuando convocó un cásting para encontrar pareja, pero le dieron calabazas.
Tras eso tenía que montar una más grande. Amenazó a Manos Limpias y al redactor jefe del diario El Mundo. Esta vez le tocó declarar en comisaría durante unas largas tres horas. Se libró de la cárcel por muy poco.

La siguiente troleada fue contra El País. Puso un twitt que decía "Corresponsales de Associated Press en Portugal hablan del estallido de una Guerra Civil. Las informaciones son confusas". Luego sobre el estado de salud de Juan Carlos I con una captura de pantalla, asegurando que era de El País. Le amenazaron con acciones legales. Todo ello por una especie de vendetta contra este diario por despedir en un ERE posiblemente a muchos de sus amigos.

Luego trató de propagar el bulo que Juan Luis Cebrián (Fundador de El País) había sido detenido en Venezuela, pero no coló. Solo se lo creyeron tres o cuatro, ya que el montaje hecho con Paint era muy cutre.
Algún día, crecido, se topará con la horma de su zapato y acabará o bien en la cárcel o con su cuerpo hayado con un tiro en la cabeza. Sus asesinos alegarán que era algo satírico y se librarán. Al que no le guste la broma que se vaya del pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar en esta web hay dos vías. Una es usando los comentarios que cada página tiene para insultar a su autora y decir que este blog es una mierda. Tanta sinceridad puede llegar a que otros lectores se sumen a lo que es ya, un secreto a voces. La verdad duele.